Predicas Cristianas.- No te achiques frente al llamado

Compartir

Predicas Cristianas sobre el llamado de Dios

Comenzaremos nuestra lectura de la Biblia en Jueces 6: 11 dice:

11. Luego vino el ángel de Dios y se sentó bajo el roble que está en Ofrá. Ese árbol pertenecía a Joás, que era descendiente de Abiézer. En ese momento, Gedeón hijo de Joás, estaba limpiando trigo, a escondidas de los madianitas, en el lugar donde se pisaban las uvas para hacer vino.

Predicas cristianas leyendo la biblia

Antes de empezar nuestras predicas cristianas, vamos a analizar estos versículos bíblicos en necesario conocer quién era Gedeón, y enseguida nos damos cuenta que era una persona común y corriente como cualquier otra, un granjero que estaba escondido sacudiendo trigo para protegerlo del ataque de los madianitas. He aquí que nos damos cuenta que el llamado de Dios no le llego a alguien suficientemente preparado, alguien que tenía riquezas o alguien de la realeza.

Es importante señalar esto ya que necesitamos conocer que Dios llama a quien Él desea, como lo dice en la Biblia, no mirando como los hombres por su apariencia sino que mira el corazón, tal como pasaba cuando eligió a David en medio de sus hermanos (1 de Samuel 16:7).

Jehova esta contigo

Hay algo muy interesante en lo que hemos leído en el versículo 11 de Jueces 6, y está en el saludo del Ángel de Jehová, el cual le dice: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. Y la pregunta que me nace es si Gedeón ¿Estaba siendo esforzado y valiente en ese momento? No nos olvidemos que estaba escondido, en un lugar donde se pisaba la uva para convertirla en vino, por miedo a los madianitas y para esconder el trigo de ellos.

Y la pregunta clave aquí es ¿por qué el Ángel de Jehová lo llamo así? Y la respuesta es que Dios conoce nuestro futuro tal como dice en Jeremías 23:24, y Él llama lo que no es como si lo fuera como está escrito en Romanos 4:17. Quizás en ese preciso momento Gedeón no estaba mostrando su valentía con su accionar pero el Señor veía que muy pronto iba a realizar acciones que requerían mucho esfuerzo y valentía, como derribar las imágenes de la ciudad o vencer a miles con un ejército de 300 hombres.

Esto me hace pensar que Dios cuando nos llama, nos llama por lo que Él sabe que vamos a conseguir o lograr y no por cómo nos vemos en ese preciso momento.

No te tengas en poco frente al resto

Más adelante en el vehículo 13 Gedeón le dice que si Jehová estuviera con el no estaría pasando por muchas circunstancias difíciles y tampoco estarían en manos de los Madianitas, a lo cual el Ángel le responde: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? Al leer estas últimas palabras del Ángel vemos el sello de garantía que pone el Señor diciéndole ¿No te envío yo?, es como que le dice a Gedeón no te preocupes que si yo te envío tendrás mi respaldo y supliré tus necesidades siempre.

Creo firmemente que cuando el Señor te llama o escoge para una tarea específica el respalda a su llamado con esta misma pregunta ¿No te envío yo?, esta debe ser nuestra mayor garantía y confianza ya que si nos enviara la Iglesia, los hermanos o el pastor, no tendremos la misma garantía que si Dios es quien nos está llamando ya que conocemos que Él nunca nos desamparará (Hebreos 13:5)

Jueces 6:15-16

“Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre

. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.”

Vemos que Gedeón de alguna forma se tuvo en poco frente al llamado del Señor. Y se minimizó, diciendo que era el menor de la casa de su padre y su familia era pobre, acaso ¿Dios no conocía esto? Claro que sí, Él sabía perfectamente quién era Gedeón, así como conoce quien somos cada uno de nosotros.

Cumple tu llamado y predica su palabra

Muchas veces nosotros hacemos tal y como hizo Gedeón, y quizás hemos escuchado muchas predicas cristianas sobre esto pero cuando Dios nos llama a servirle, como cristianos, ponemos pretextos de que no contamos con los recursos, de que no somos capaces, que no tenemos los suficientes estudios bíblicos, que no conocemos bien la Biblia, que no estamos preparados o de que hay gente mejor que nosotros para esa tarea, no te preocupes, Dios lo sabe pero Él quiso elegirte a ti. No te preocupes esto no se trata de lo que tú puedas hacer, sino de lo que Dios puede hacer a través de ti. Solo es necesario saber que Él está con nosotros respaldándonos a cada paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *