Consejos para encontrar tu pareja cristiana

Compartir

¿Existe la pareja cristiana perfecta?

Para comenzar debemos tener en cuenta que tú no eres perfecto, así que tampoco puedes pretender que la otra persona lo sea. Muchas veces este es el error más común al momento de buscar tu pareja cristiana, muchos quieren encontrar una persona “Perfecta”, si es tu caso siento desilusionarte y decirte que en la realidad no existen personas perfectas, solo personas “idóneas”.

Quizás esto se nos ha inculcado desde muy pequeños a través de los cuentos, televisión y medios de comunicación. Al ver que siempre existía la figura del “Príncipe azul” o la “Princesa encantadora”, pero en la realidad estas figuras no existen como tal.

Quiero compartir algunos consejos que para aquellos cristianos que quieren encontrar su “pareja cristiana”.

Los cuales pueden serles de gran bendición.

Pareja Cristiana de la mano en la playa
Pareja Cristiana de la mano

1- Ora.- Sin lugar a dudas es lo primero que debes hacer, no esperes hacerlo cuando eres maduro, o consideres que es el tiempo de buscar a tu futura pareja. Debes comenzar a orar  por tu futura pareja desde temprana edad.

2- Pídele a Dios.- Conforme tú quieras que sea esa persona en cuanto a su aspecto fisco, emocional y espiritual.

3- Conoce a la persona.- Dedica tiempo a conocer a esa persona; como piensa, como actúa, su forma de ser, sus virtudes y sus defectos. Muchas veces algunas parejas no toman tiempo para conocerse y después llegan decepciones o suposiciones que no esperaban.

4- Háblale.-  Si luego de haber orado y conocido a esa persona; estas seguro de que es con quien quieres compartir tu vida, háblale; dile lo que sientes por ella. Recuerda que Dios no va a hacer tu trabajo; y si no le dices lo que sientes, simplemente no lo sabrá.

5- Respeta sus tiempos.- Quizás tengas que esperar su respuesta. No te apresures y aprende a esperar, recuerda que las cosas apuradas nunca resultan bien.

 

Sé que quizás habrá otras formas para encontrar a tu pareja ideal; pero espero estas recomendaciones puedan ser de utilidad para tu vida. Recuerda que Dios quiere lo mejor para ti, no te apresures; pero tampoco te descanses porque parte del trabajo te toca hacerlo a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *